dijous, 2 de maig de 2013

Estar o no estar




En los diversos borradores conocidos sobre la nueva propuesta de Ley de educación que está elaborando el gobierno central, no aparece la educación infantil en ninguno de sus apartados. Este no estar en una ley de educación a algunos les genera recelos, desconfianza, miedo a perder lo poco o mucho conquistado para la educación de los más pequeños. Por el contrario, para otros no estar en esta mal llamada ley de educación es una ventaja para la educación infantil, pues su contenido se sitúa en las antípodas de nuestro concepto de educación en general y de la infantil en particular. 

Quienes han redactado la LOMCE desconocen la realidad de los pueblos, las gentes y muy especialmente los maestros y profesores de España. Aquellos que tienen memoria y reconocen en sus propuestas la voluntad de reproducir de forma mimética la escuela que no deseamos, precisamente porque no la olvidamos. 

No se quiere regresar al pasado, a la escuela tradicional, memorística, excluyente, uniformizadora, autoritaria y antidemocrática que se configura en los borradores del proyecto de ley. Sus propuestas son en realidad un claro ataque a la escuela, y muy especialmente a la escuela pública, que tanto ha costado conquistar y a la que no estamos dispuestos a renunciar. 

Resulta altamente significativa la unanimidad que ha generado el rechazo a la LOMCE. Desde comunidades autónomas y municipios de casi todas las ideologías hasta colectivos tan diversos como sindicatos, movimientos de renovación pedagógica, ciudadanas y ciudadanos, cristianos, agnósticos y ateos. Es pues una propuesta, cuanto menos, desafortunada que incomoda a unos e indigna a otros. 

Si un día fuese aprobada, sería necesaria una respuesta unánime de aquellos que contemplamos con pavor las consecuencias sociales de su posible aplicación. Nuestra preocupación sería aun mayor si la educación infantil fuese incluida en una ley de la cual no podemos compartir frase alguna. A nuestro parecer es preferible no estar.

Editorial de la revista In-fan-ci-a 139

Cap comentari:

Publica un comentari